Consejos para el cuidado de adultos mayores en invierno

Las personas mayores de 65 años son más susceptibles a los cambios de clima, sobre todo al frío, toma medidas preventivas y evita incidentes este invierno.

Algunas de las patologías que aumentan con el clima frío en  los adultos mayores son: dolores de las articulaciones y huesos, problemas en las vías respiratorias, presión arterial alta y lesiones cutáneas. Esto debido a que con el paso de los años se altera el metabolismo basal y con ello el sistema de termorregulación corporal, una menor capacidad de adaptación a los cambios de clima drásticos.

En este artículo brindamos algunas recomendaciones para que el invierno no se convierta en una temporada difícil.

Cuidar una dieta saludable

Debido a que en la temporada invernal hay menos horas de sol, y siendo este una fuente de vitamina C, consuma más alimentos con estas propiedades como la naranja o el limón. Elija alimentos cálidos como caldos o sopas para elevar la temperatura corporal y cuide las calorías ingeridas.

Hidratación

Ya que con el frío disminuye la sensación de sed, es importante beber agua de manera constante durante el día, como recomendado 2 litros.

Evitar exposición a bajas temperaturas

Evite los cambios bruscos de temperatura. Es importante que se monitoree la temperatura exterior en caso de que sea necesario salir de casa y de esta manera tomar las medidas necesarias.

Ejercicio bajo techo

Para aumentar la temperatura corporal y evitar que se atrofien las articulaciones es importante evitar el sedentarismo y realizar actividad física un par de horas durante el día. De preferencia hacer ejercicios dentro de casa, y si es al aire libre que sea durante las horas más cálidas.

Mantener un clima templado en casa

Si vas a utilizar calefacción para regular el clima de tu hogar, que no sea muy elevada la temperatura, se sugiere entre 18 y 21 grados, para evitar cambios bruscos.

Uso de ropa térmica

Arroparse es esencial en esta temporada. De preferencia el uso de varias capas de ropa térmicas y un abrigo ligero. Evitar la ropa muy pesada que obstaculice la movilidad.

Por último, es recomendado buscar un lugar para vivir donde el clima no sea extremo, por ejemplo, en el norte de México hay una oferta amplia de casas en renta en Baja California, donde la temperatura media anual se mantiene entre los 18 y 19 grados según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Porque la prevención siempre es lo más importante, esperamos que esta información sea útil y que todos los integrantes de tu familia disfruten por igual del invierno.